jueves, mayo 03, 2012

Si una noche de invierno un viajero


Estás a punto de empezar a leer la nueva novela de Italo Calvino, Si una noche de invierno un viajero. Relájate. Recógete. Aleja de ti cualquier otra idea. Deja que el mundo que te rodea se esfume en lo indistinto. La puerta es mejor cerrarla; al otro lado siempre está la televisión encendida. Dilo en seguida, a los demás: «¡No, no quiero ver la televisión!» Alza la voz, si no te oyen: «¡Estoy leyendo! ¡No quiero que me molesten!» Quizá no te han oído, con todo ese estruendo; dilo más fuerte, grita: «¡Estoy empezando a leer la nueva novela de Italo Calvino!» O no lo digas si no quieres; esperemos que te dejen en paz.

Adopta la postura más cómoda: sentado, tumbado, aovillado, acostado. Acostado de espaldas, de costado, boca abajo. En un sillón, en el sofá, en la mecedora, en la tumbona, en el puf. En la hamaca, si tienes una hamaca. Sobre la cama, naturalmente, o dentro de la cama. También puedes ponerte cabeza abajo, en postura yoga. Con el libro invertido, claro.

viernes, marzo 09, 2012

Entrevista sobre "Athena"

Entrevistan a Fernando Pessoa a propósito del proyecto de publicar una revista de arte, Athena, de la cual finalmente sólo saldrían cinco números.
(...)
Periodista: Pero, en qué consiste una revista "puramente artística"?
Pessoa: Hay tres tipos de público: uno que ve, otro que lee y otro que no existe. El primero está compuesto por la mayoría, el segundo, por la minoría; el tercero por individuos. El primero quiere ver, el segundo quiere conocer, el tercero quere comprender. Una revista "puramente artística" está hecha para el público que "comprende" el arte y, a la vez, para que los públicos que no lo comprenden, comprendan, uno, que el el arte ha de comprender, y el otro, que el arte puede ser comprendido, dado que hay quien lo comprenda.
Periodista: ¿Y esto cómo se hace?
Pessoa: Haciéndose. En primer lugar, se excluye el criterio de homogeneidad (escuela o corriente); de este modo se subraya y se enseña que el arte es por naturaleza multiforme, una de las primeras cosas que ha de aprender mucha gente que ya lo sabe (...)
Periodista: ¿Después?
Pessoa: Se exlcuye el criterio de fragmentación (muestras y retazos): no se publican siquiera pedazos estéticamente comprensibles sólo como fragmentarios -esto es, incomprensibles-, ni pocas producciones de un autor para cuya comprensión hagan falta muchas (...) 
Periodista:  ¿Por último?
Pessoa: Se excluye el criterio de no ofrecer ninguna novedad. En igualdad estética, preferimos al autor desconocido al conocido, al autor poco conocido al que ha sido víctima de la publicidad, y, entre los autores conocidos, preferimos los nuevos aspectos de su obra a los viejos (...) 
Periodista: Bien. ¿Y qué futuro le augura a Athena?
Pessoa: Nadie me consultó sobre la creación del universo, de modo que no es natural que me consulten sobre esa pequeña parte de su futuro, que es el futuro de esta revista. Ruy Vaz y yo haremos lo posible para que "sea merecedora"; lo demás es cosa del Destino.

domingo, febrero 19, 2012

No gritéis más

Cesad ya de matar a los muertos
no gritéis más, calláos
si queréis todavía oirlos,
si esperáis no morir

Que tienen el susurro imperceptible
y no hacen más ruido
que el de la hierba que crece
feliz donde no pasa el hombre.

Giuseppe Ungaretti

viernes, enero 27, 2012

Todas las cartas de amor son ridículas...


Todas las cartas de amor son
ridículas.
No serían cartas de amor si no fuesen
ridículas.

También escribí en mi tiempo cartas de amor,
como las demás,
ridículas.

Las cartas de amor, si hay amor,
tienen que ser
ridículas.

Pero, al fin y al cabo,
sólo las criaturas que nunca escribieron cartas de amor
sí que son
ridículas.

Quién me diera el tiempo en que escribía
sin darme cuenta
cartas de amor
ridículas.

La verdad es que hoy mis recuerdos
de esas cartas de amor
sí que son
ridículos.

(Todas las palabras esdrújulas,
como los sentimientos esdrújulos,
son naturalmente
ridículas).



Alvaro de Campos (heterónimo de Fernando Pessoa)

sábado, diciembre 24, 2011

(Don't Worry) If There's A Hell Below We're All Going To Go


Sisters, brothers and the whities
Blacks and the crackers
Police and their backers
They're all political actors

Hurry
People running from their worries
While the judge and the juries
Dictate the law that's partly flaw
Cat calling, love balling, fussing and cussing
Top billing now is killing
For peace no-one is willing
Kind of make you get that feeling

Everybody smoke, smoke, smoke, smoke, smoke
Use the pill and the dope, dope, dope, dope, dope
Educated fools
From uneducated schools
Pimping people is the rule
Polluted water in the pool
And Nixon talking about don't worry, worry, worry, worry
He says don't worry, worry, worry, worry
He says don't worry, worry, worry, worry
He says don't worry, worry, worry, worry

But they don't know
There can be no show
And if there's a hell below
We're all gonna go, go, go, go, go

Everybody's praying
And everybody's saying
But when come time to do
Everybody's laying

Just talking about don't worry, worry, worry, worry
They say don't worry, worry, worry, worry
They say don't worry, worry, worry, worry
They say don't worry, worry, worry, worry

Curtis Mayfield

domingo, febrero 06, 2011

Rosa de Hiroshima



Piensen en la criaturas
Mudas telepáticas
piensen en las niñas
Ciegas inexactas
Piensen en las mujeres
Rotas alteradas
Piensen en las heridas
Como rosas cálidas
Pero oh no se olviden
De la rosa, de la rosa
De la rosa de Hiroshima
La rosa hereditaria
La rosa radioactiva
Estúpida e inválida
La rosa con cirrosis
La antirosa atómica
Sin color sin perfume
Sin rosa sin nada.

Vinícius de Moraes

lunes, octubre 11, 2010

La mujer y el freezer

No es fácil enamorar a una mujer que tiene freezer.
Uno llega con palabras frescas y ella tiene
–congeladas en el freezer–
las que le dijimos una hora o
dos años atrás. Descongela y dice:
“Comamos primero lo de ayer,
hagamos una cena fría con
estas sobras de abandono,
estos restos de despedida con que
me dejaste plantada”.

No es fácil convencer a una mujer que tiene freezer.
Uno llega con un abrazo inédito,
las yemas de los dedos renovadas,
huellas flamantes para nuevas
sensaciones, y ella tiene
–en un helado estante del freezer–
las marcas de nuestras últimas manos
puestas sobre su sensible corazón,
los guantes con que abofeteamos su
esperanza, el dibujo de
nuestro viejo codo acodado a la mesa
donde le dijimos que
no daba para más.

No es fácil amar a una mujer que tiene freezer.
Uno va en busca de sus hermosas tetas
y ya no están, tibias, ahí donde solían,
sino en el freezer y
hay que aceptarlo. Todo tiene
un tiempo de deshielo,
un tiempo de cocción. Las estaciones
duran minutos; los años,
meses que se disuelven en segundos
para la mujer que tiene freezer.
No es fácil ser el amor de una mujer que tiene freezer.
Hay que esperar. Encontrar una
percha helada y cómoda
donde quedar colgado y
ponerse ahí. Hasta que una noche
ella sienta un vacío
en la boca del estómago, en
el costado de su cama,
y vaya entregada al freezer.
Conviene estar en la primera fila.

Para esas sensaciones bruscas
se preparó el famoso Disney –dicen–,
pero uno siempre espera que le
vaya mejor que al pobre Walt,
vivo de olvido, muerto de frío:
“No se puede matar a la mamá de Bambi,
hacer sufrir a Dumbo y
esperar que todo termine bien
y sin explicaciones”, dice la mujer
que va del freezer al cine y por la vida.

No es fácil olvidar a esa mujer que tiene freezer.
Se nos ha congelado en la memoria
y sólo queda aguantar el remoto,
ruidoso deshielo. Habrá que estar en el
momento justo en que se parte el
Perito Moreno de su
corazón, aprovechar la grieta
para colarse mientras
los japoneses registran
que por fin,
que valió la Pena.

Juan Sasturaín

miércoles, setiembre 08, 2010

La última curda


miércoles, julio 21, 2010

lunes, mayo 24, 2010

5 top things I miss about her

Top five things I miss about Laura.

One; sense of humor. Very dry, but it can also be warm and forgiving. And she's got one of the best all time laughs in the history of all time laughs, she laughs with her entire body.

Two; she's got character. Or at least she had character before the Ian nightmare. She's loyal and honest, and she doesn't even take it out on people when she's having a bad day. That's integrity.

Three; I miss her smell, and the way she tastes. It's a mystery of human chemistry and I don't understand it, some people, as far as their senses are concerned, just feel like home.

Four, I really dig how she walks around. It's like she doesn't care how she looks or what she projects and it's not that she doesn't care it's just, she's not affected I guess, and that gives her grace.

And five; she does this thing in bed when she can't get to sleep, she kinda half moans and then rubs her feet together an equal number of times... it just kills me.

domingo, febrero 14, 2010

Tango

jueves, noviembre 26, 2009

If I make you feel second best...

... I'm so sorry, I was blind

domingo, setiembre 20, 2009

Crazy Love, Van Morrison

sábado, julio 11, 2009

If you could read my mind



If you could read my mind love
What a tale my thoughts could tell
Just like an old time movie
bout a ghost from a wishin well
In a castle dark or a fortress strong
With chains upon my feet
You know that ghost is me
And I will never be set free
As long as Im a ghost that you cant see
If I could read your mind love
What a tale your thoughts could tell
Just like a paperback novel
The kind that drugstores sell
When you reach the part where the heartaches come
The hero would be me
But heroes often fail
And you wont read that book again
Because the endings just too hard to take

Id walk away like a movie star
Who gets burned in a three way script
Enter number two
A movie queen to play the scene
Of bringing all the good things out in me
But for now love, lets be real
* I never thought I could act this way *
And Ive got to say that I just dont get it
I dont know where we went wrong
But the feelins gone
And I just cant get it back

If you could read my mind love
What a tale my thoughts could tell
Just like an old time movie
bout a ghost from a wishin well
In a castle dark or a fortress strong
With chains upon my feet
But stories always end
And if you read between the lines
Youll know that Im just tryin to understand
The feelins that you lack
I never thought I could feel this way
And Ive got to say that I just to get it
I dont know where we went wrong
But the feelins gone
And I just cant get it back

sábado, julio 04, 2009

The Last Night Of The World

I'm sipping Flor De Caña and lime juice, it's three a.m.
Blow a fruit fly off the rim of my glass
The radio's playing Superchunk and the friends of Dean Martinez

Midnight it was bike tires whacking the pot holes
Milling humans' shivering energy glow
Fusing the space between them with bar-throb bass and laughter

If this were the last night of the world
What would I do?
What would I do that was different
Unless it was champagne with you?

I learned as a child not to trust in my body
I've carried that burden through my life
But there's a day when we all have to be pried loose

If this were the last night of the world
What would I do?
What would I do that was different
Unless it was champagne with you?

I've seen the flame of hope among the hopeless
And that was truly the biggest heartbreak of all
That was the straw that broke me open

If this were the last night of the world
What would I do?
What would I do that was different
Unless it was champagne with you?


domingo, mayo 03, 2009

Un huésped

No sos mío
no estás
en mi vida
a mi lado
no comés en mi mesa
ni reís ni cantás
ni vivís para mí.

Somos ajenos
tú y yo misma
y mi casa.

Sos un extraño
un huésped
que no busca no quiere
más que una cama
a veces.

Qué puedo hacer
cedértela
pero yo vivo sola.

Idea Vilariño

viernes, abril 10, 2009

Here Comes the Flood

sábado, febrero 21, 2009

But I was Cool

jueves, febrero 19, 2009

Amo tanto la vida

sábado, enero 10, 2009

Adonai

Tan duro y aún más
que tu piedra,
es tu espantable corazón
Alteza.
¿Cuántas veces hay que expiar
un solo pecado?
Un pecado
todavía no es crimen
¿Cuáles son nuestros crímenes?
Hiciste uso indebido de tu látigo
sobre nuestras espaldas
¿Cómo se te ocurre confundirme
con algún delincuente?
El delincuente es tan sólo
un pobre desaforado.
Un desaforado es tan sólo
un huerfano que tuvo desde niño mucha hambre;
el pan de los hornos
no le pertenecía.
De sólo agua no vive ni un santo
y los haces expiar por un homicida.
Y al homicida le das de alta.
Libre de culpas en la corte suprema
jamás esperarías que con tus hijos
se desbordaran las desiertas colinas.
Ya son demasiadas para una sola
Alteza.
Tú los castigas, tú los marcas
con cadenas
y ellos se multiplican
más que conejos
más que roedores.
¿A lo mejor no me hago entender
con mi hebreo?
¿A lo mejor hay que hablar
con Dios en otro idioma?
¿A lo mejor hablarle 
con gestos?
¿Quíza con música?
Quizá no se imaginaba
que la multiplicación de sus súbditos
pasa toda frontera, todo confín.
En horas antidiluvianas
pronosticó superpoblación.
Tendría que adjudicar nueve años
para un embarazo
para que una madre no tenga más
que uno o dos bastardos.
Previó que presentarían demandas
judíos y cristianos
preadjudicó muertes aceptables,
creyó que con piedas
uno solo aplastaría a todo
un contingente de penitenciados.
Con una bayoneta de piedra
se podrá atravesar a un escuadrón.
En un arrojo se podrá sumergir
a toda una caravana.
Con sólo los diez dedos
se podrá ahogar todo aliento.
Se ahogaba, se sumergía
y se apedreaba.
Y se multiplicaban.
Tan sólo nueve meses
es un error para que tome posesión
un calvario.
Nueve meses es apenas
para una tortuga que llega tarde
por más temprano que inicie la marcha.
Nuestro padre revelaba optimismo
viéndonos sin demadnas.
No se apuraba en demolernos a golpes.
Nos castigaba con granizos
con truenos y relámpagos
con serpientes, con avalanchas
de altiplanos, con algún tornado.
Otro mandatario tomó el mando.
Para cada uno hay un muestrario
de muertes:
En blanco y negro
y en colores.
Con llantos y sin llantos
ni al Dante le ha ocurrido imaginar
tan lujosos finales.
Dejaron sin efecto
nuestra tradición en el camposanto.
Nuestra relación con la delicadeza
con la que los enterradores mimaron
a los tristes cadáveres.
Nos condujeron a la necrópolis
como a turistas.
Estábamos completamente muertos
pero bien avenidos.
Una muerte para uno solo,
no hubo privilegiados.
No hubo pedestal alguno
bajo tierra.
Ahora nuestras mujeres e hijas
acometen contra futuras reuniones
de futuras familias.
Acometen drásticamente.
Les hacen duros raspajes
con cuchara y cuchillo
les hacen drenajos
donde sentó sus macabros reales
un futuro rebelde.
De sólo un mes de pastoreo
del campo materno
como una culebra.
De sólo dos meses
igual que un caracol.
De sólo tres meses
como un ananá.
De sólo cuatro meses
igual que un conejo.
De sólo cinco meses
como un gato.
De sólo seis meses
igual que un jamón crudo.
De sólo siete meses
como un lechó.
De sólo ocho meses
igual que un canguro.
En sólo nueve meses
Igual que un racimo de quejas.
Con o si ncuna lo internamos
en un refugio.
De inmediato se regocija
con un llanto
¡a Dios gracias!
El lecho bajo tierra
no es fértil para sonidos
ni para la acústica.
Ni se oye la caída de un árbol
ni a la campana que llama a misa
pero donde hay un llanto infantil,
allí hay acústica.
No hay aislación que congele
los oídos de una madre.
El llanto de su cría
es como una bomba de varios megatones.
Quizá para un beduino
en siglos arcaicos
con dos dedos dieron fin
a sus gritos.
Se cotizaba su existencia,
el valor de una piedra
un puño de granizo,
el encandilado de una boa,
la zancada de un camello.
Ahora se ahoga un grito
con megatones.
Hubo una hora para multiplicar,
fertilizar, capitalizar
y edificar graneros.
Y ahora es hora de raspajes,
drenajes y fumigar
valles y cumbres
con lanzallamas.
No alcanzarán candelabros.
No alcanzarán velas.
No alcanzarán velatorios,
Alteza.
¿A lo mejor no me hago entender
con mi hebreo?
¿A lo mejor hay que hablar
con Adonai en otra lengua?
¿A lo mejor
con gestos?

José Rabinovich

sábado, diciembre 23, 2006

Todas íbamos a ser reinas

Todas íbamos a ser reinas,
de cuatro reinos sobre el mar:
Rosalía con Efigenia
y Lucila con Soledad.


En el valle de Elqui, ceñido
de cien montañas o de más,
que como ofrendas o tributos
arden en rojo y azafrán.


Lo decíamos embriagadas,
y lo tuvimos por verdad,
que seríamos todas reinas
y llegaríamos al mar.


Con las trenzas de los siete años,
y batas claras de percal,
persiguiendo tordos huidos
en la sombra del higueral.


De los cuatro reinos, decíamos,
indudables como el Korán,
que por grandes y por cabales
alcanzarían hasta el mar.


Cuatro esposos desposarían,
por el tiempo de desposar,
y eran reyes y cantadores
como David, rey de Judá.


Y de ser grandes nuestros reinos,
ellos tendrían, sin faltar,
mares verdes, mares de algas,
y el ave loca del faisán.


Y de tener todos los frutos,
árbol de leche, árbol del pan,
el guayacán no cortaríamos
ni morderíamos metal.


Todas íbamos a ser reinas,
y de verídico reinar;
pero ninguna ha sido reina
ni en Arauco ni en Copán...


Rosalía besó marino
ya desposado con el mar,
y al besador, en las Guaitecas,
se lo comió la tempestad.


Soledad crió siete hermanos
y su sangre dejó en su pan,
y sus ojos quedaron negros
de no haber visto nunca el mar.


En las viñas de Montegrande,
con su puro seno candeal,
mece los hijos de otras reinas
y los suyos nunca-jamás.


Efigenia cruzó extranjero
en las rutas, y sin hablar,
le siguió, sin saberle nombre,
porque el hombre parece el mar.


Y Lucila, que hablaba a río,
a montaña y cañaveral,
en las lunas de la locura
recibió reino de verdad.


En las nubes contó diez hijos
y en los salares su reinar,
en los ríos ha visto esposos
y su manto en la tempestad.


Pero en el valle de Elqui, donde
son cien montañas o son más,
cantan las otras que vinieron
y las que vienen cantarán:


-"En la tierra seremos reinas,
y de verídico reinar,
y siendo grandes nuestros reinos,
llegaremos todas al mar."

Gabriela Mistral

viernes, diciembre 08, 2006

Si la piedra dice

Si la piedra dice que quiere caerse al suelo
cuando la arrojas al aire,
créele.
Si el agua dice que vas a mojarte
cuando entres en ella,
créele.
Si tu amiga te escribe que tiene deseos de venir a verte,
no le creas. No se trata
de una ley de la naturaleza.

Bertol Brecht

martes, noviembre 07, 2006

A los corredores de Filadelfia

Día terrible y atareado
de los corredores de seguros
que, aún en la niebla, ya dejan sus coches
en las playas de estacionamiento.

Toda América está asegurada
contra la muerte, el fuego, los choques.
Las catástrofes se pagan
con un cheque, una sonrisa y un enérgico apretón
de manos.

Protegido por la Plymouth Mutual Life
Insurance Company,
veo la luna acatarrada que flota
entre refinerías, antenas de TV y una ampulosa
torre rococó.

América aseguró mi vida,
¿Pero quién me asegurará contra la eternidad?
No quiero ser inmortal.
Que mi alma cremada no alcance los ángeles.

Ledo Ivo

La mañana que conquistamos al enemigo

Las horas caen sobre nosotros verticalmente
como lluvia secreta.
Los niños duermen bajo esos arcos de triunfo
que son los viaductos.
Los diarios publican
fotografías de hombres delgados y de rostros
alargados
que cayeron ante el umbral de las casas.
La piedra es la almohada en que sueña el futuro.

Lo que disputamos ya no es un palmo de tierra,
el último que quedó fuera del mapa.
Es la mañana, es el derecho a un día siguiente.
Lo que disputamos es la hora,
y, asimismo, la hora que cae verticalmente;
ya no es el mismo horizonte,
ya no es el mismo espacio otrora indefinido
donde todas las cosas florecían sin pena.
El antiguo espacio que nos daba la sensación del
infinito.
Lo que disputamos
es el camino que lleva al cielo, en esta lucha
terrible
perpendicular.
Lo que disputamos
ya no es un lugar al sol, es la mañana
ensangrentada ---
--- camino apasionado del acontecer.

Es el número de orden en una fila de pan.

Día 3.

Día 4.

Día 5.

Un telegrama, el último del frente de batalla,
nos dice: ¡cayó en nuestras manos la mañana
de hoy!

Cassiano Ricardo

domingo, junio 25, 2006

Ignorancia

Es raro no saber nada, no estar seguro
de qué es cierto o qué es justo o qué es real,
sino hablar con matices, eso creo, o bueno,
así parece, alguien debe saberlo.
Es raro no entender como marchan las cosas,
la astucia humana para hallar lo necesario,
su sentido formal, su puntual fecundar, sí,
es raro hasta el gastar ese conocimiento,
pues la carne nos ciñe con sus propias decisiones,
y pasar sin embargo la vida en vaguedades,
que cuando comenzamos a morir
no tenemos ni idea de porqué.

Philip Larkin

Llamado por los malos poetas

Se necesitan malos poetas.
Buenas personas, pero poetas
malos. Dos, cien, mil malos poetas
se necesitan más para que estallen
las diez mil flores del poema.

Que en ellos viva la poesía,
la innecesaria, la fútil, la sutil
poesía imprescindible. O la in-
versa: la poesía necesaria,
la prescindible para vivir.

Que florezcan diez maos en el pantano
y en la barranca un Ele, un Juan,
un Gelman como elefante entero de cristal roto,
o un Rojas roto, mendigando
a la Reina de España.

(Ahora España
ha vuelto a ser un reino y tiene Reina,
y Rey del reino. España es un tablero
de alfiles politizados y peones
recién comidos: a la derecha, negros, paralizados, fuera del juego).

Y aquí hay torres de goma, alfiles
politizados y damas policiales
vigilando la casa.

A la caza del hombre,
por hambre, corren todos, saltan
de la cuadrícula y son comidos.

Todo eso abunda: faltan los poetas,
los mil, los diez mil malos, cada uno
armado con su libro de mierda. Faltan,
sus ensayitos y sus novela en preparación.
Ah.. y los curricola,
y sus diez mil applys nos faltan.

No es la muerte del hombre, es una gran ausencia
humana de malos poetas. Que florezcan
cien millones de tentativas abortadas,
relecturas, incordios,
folios de cartulina, ilustraciones
de gente amiga, cenas
con gente amiga, exégesis, escolios,
tiempo perdido como todo.

Se necesitan poetas gay, poetas
lesbianas, poetas
consagrados a la cuestión del género,
poetas que canten al hambre, al hombre,
al nombre de su barrio, al arte y a la industria,
a la estabilidad de las instituciones,
a la mancha de ozono, al agujero
de la revolución, al tajo agrio
de las mujeres, al latido
inaudible del pentium y a la guerra
entendida como continuidad de la política,
del comercio,
del ocio de escribir.

Se necesitan Betos, Titos, Carlos
que escriban poemas. Alejandras y Marthas
que escriban. Nombres para poetas,
anagramas, seudónimos y contraseñas
para el chat room del verso se necesitan.

Una poesía aquí del cirujeo en la veredas.
Una poesía aquí de la mendicidad en las instituciones.
Una poesía de los salones de lectura de versos.

Una poesía por las calles (venid a ver
los versos por las calles...)

Una poesía cosmopolita (subid a ver
los versos por la web...).

Una poesía del amor aggiornado (bajad a ver
poesía en el pesebre del amor...)

Una poesía explosiva: etarra, ética,
poéticamente equivocada.

En los papeles, en los canales
culturales de cable, en las pantallas
y en los monitores, en las antologías y en revistas
y en libros y en emisiones clandestinas
de frecuencia modulada se buscan
poetas y más malos poetas:
grandes poetas celebrados pequeños,
poetas notorios, plumas iluminadas,
hombres nimios, miméticos,
deteriorados por el alcohol,
descerebrados por la droga,
hipnotizados por el sexo
idiotizados por el rock,
odiados, amados por la gente aquí.

En las habitaciones se buscan.
En un bar, en los flippers,
en los minutos de descanso de la oficina,
entre dos clases de gramática,
en clase media, en barrios
vigilados se buscan.

¿Habrá en la tropa?
¿En los balnearios, en los baños
públicos que han comenzado a construir?
¿En los certámenes de versos?
¿En los torneos de minifútbol?
¿Bajo el sol quieto?
¿A solas con su lengua?
¿A solas con una idea repetitiva?
¿Con gente?
¿Sin amor?

No es el fin de la historia, es
el comienzo de la histeria lingual.

Todo comienza y nace de una necesidad fraguada en la lengua.
Falsifiquemos el deseo:
Te necesito nene.
Para empezar te necesito.
Para necesitar, te pido
ese minuto de poesía que necesito, necio:
quisiera ver si me devuelves el ritmo de un mal poema,
que me acarices con sus ripios,
que me turbes la mente con otra idea banal,
y que me bañes todo con la trivialidad del medio.

Y en medio del camino, en el comienzo
de la comedia terrenal, quiero vivir
la necedad y la necesidad
de un sentimiento falso.

Se necesitan nuevos sentimientos,
nuevos pensamientos imbéciles, nuevas
propuestas para el cambio, causas
para temer, para tener,
aquí en el sur.

Y arriba España es un panal
de hormigas orientales:
rumanas, tunecinos,
suecas a la sombra de un Rey.

Riámonos del Rey.
De su fealdad.
De su fatalidad.
De Su Graciosa Realidad.
La realidad es un ensueño compartido.
La realidad de España
es su filosa lengua pronunciando la eñe
y su mojada espada pronunciando el orden
del capital y la sintaxis.

¡Ay, lengua:
aparta de mí este cuerno de la prosperidad clavado en tu ingle,
suturada de chips, y cubre
nuestras heridas con el bálsamo de los malos poemas..!

Fogwill

sábado, marzo 04, 2006

Elegía

(En Orihuela, su pueblo y el mío,
se me ha muerto como del rayo
Ramón Sijé, con quien tanto quería)
Yo quiero ser llorando el hortelano
de la tierra que ocupas y estercolas,
compañero del alma, tan temprano.

Alimentando lluvias, caracolas
y órganos mi dolor sin instrumento,
a las desalentadas amapolas

daré tu corazón por alimento.
Tanto dolor se agrupa en mi costado,
que por doler me duele hasta el aliento.

Un manotazo duro, un golpe helado,
un hachazo invisible y homicida,
un empujón brutal te ha derribado.

No hay extensión más grande que mi herida,
lloro mi desventura y sus conjuntos
y siento más tu muerte que mi vida.

Ando sobre rastrojos de difuntos,
y sin calor de nadie y sin consuelo
voy de mi corazón a mis asuntos.

Temprano levantó la muerte el vuelo,
temprano madrugó la madrugada,
temprano estás rodando por el suelo.

No perdono a la muerte enamorada,
no perdono a la vida desatenta,
no perdono a la tierra ni a la nada.

En mis manos levanto una tormenta
de piedras, rayos y hachas estridentes
sedienta de catástrofes y hambrienta.

Quiero escarbar la tierra con los dientes,
quiero apartar la tierra parte a parte
a dentelladas secas y calientes.

Quiero minar la tierra hasta encontrarte
y besarte la noble calavera
y desamordazarte y regresarte.

Volverás a mi huerto y a mi higuera:
por los altos andamios de las flores
pajareará tu alma colmenera

de angelicales ceras y labores.
Volverás al arrullo de las rejas
de los enamorados labradores.

Alegrarás la sombra de mis cejas,
y tu sangre se irá a cada lado
disputando tu novia y las abejas.

Tu corazón, ya terciopelo ajado,
llama a un campo de almendras espumosas
mi avariciosa voz de enamorado.

A las aladas almas de las rosas
del almendro de nata te requiero,
que tenemos que hablar de muchas cosas,
compañero del alma, compañero.

lunes, febrero 27, 2006

Don't Tell Mama

SALLY BOWLES:
Mama
Thinks I'm living in a convent
A secluded little convent
In the Southern part of France

Mama
Doesn't even have an inkling
That I'm working in a nightclub
In a pair of lacy pants

So, please, sir,
If you run into my mama
Don't reveal my indiscretion
Give a working girl a chance

Hush up, don't tell mama
Shush up, don't tell mama
Don't tell mama whatever you do.
If you had a secret you bet
I could keep it
I would never tell on you!

I'm breakin' every promise that I gave her
So, won't you kindly do a girl a great big favor
And please, my sweet potato,
Keep this from my mater,
Thou my dance is not against the law

You could tell my papa, that's alright!
'Cause he comes in here ev'ry night
But don't tell mama what you saw!

GIRLS:
Mama
Since I wanted go to Europe
With a couple of my school chumps
And a lady chaperonMama

Doesn't even have an inkling
That I left the morning after
And I'm touring on my own

So, please, sir,
If you run into my mama
Don't reveal my indiscretion

SALLY BOWLES:
Just leave well enough alone

SALLY and GIRLS:
Hush up,
don't tell mama
Shush up,
don't tell mama
Don't tell mama whatever you do.

If you had a secret you betI could keep it
I would never tell on you!
You wouldn't want to get me in a pickle
And have a girl ain't cut me off without a nickel

So let's cross one another
Keep this from my mother
Thou I'm still as pure as mama's soul

You can tell my uncle here and now
'Cause he's my agent anyhow
But don't tell mama what you know!

You can tell my grandma, suits me fine
Just guess s'mday she join the line
But don't tell mama what you know!

You can tell my brother, that ain't grim
So if he squeals on me
I'll squeal on him

But don't tell mama, bitte
Don't tell mama, please sir
Don't tell mama what you know!

If you see my mammy mums the word

Cabaret

Todas las Cartas de Amor son...

Todas las cartas de amor son
ridículas.
No serían cartas de amor si no fuesen
ridículas.

También en mi tiempo yo escribí cartas de amor,
como las demás,
ridículas.

Las cartas de amor, si hay amor,
tienen que ser
ridículas.

Pero, al fin,
sólo las criaturas que nunca escribieron
cartas de amor
son las que son
ridículas.

Ojalá volviera al tiempo en que escribía
sin darme cuenta
cartas de amor
ridículas.

La verdad es que hoy
mis recuerdos
de esas cartas de amor
son
ridículos.

(Todas las palabras esdrújulas,
como los sentimientos esdrújulos,
son naturalmente
ridículas.)

Alvaro de Campos (Fernando Pessoa)

domingo, febrero 26, 2006

Salt Of The Earth

Let's drink to the hard working people
Let's drink to the lowly of birth
Raise your glass to the good and the evil
Let's drink to the salt of the earth

Say a prayer for the common foot soldier
Spare a thought for his back breaking work
Say a prayer for his wife and his children
Who burn the fires and who still till the earth

And when I search a faceless crowd
A swirling mass of gray andBlack and white
They don't look real to me
In fact, they look so strange

Raise your glass to the hard working people
Let's drink to the uncounted heads
Let's think of the wavering millions
Who need leading but get gamblers instead
Spare a thought for the stay-at-home voter
Empty eyes gaze at strange beauty shows
And a parade of the gray suited grafters
A choice of cancer or polio

And when I look in the faceless crowd
A swirling mass of grays and
Black and white
They don't look real to me
Or don't they look so strange
Let's drink to the hard working people
Let's think of the lowly of birth
Spare a thought for the rag taggy people
Let's drink to the salt of the earth
Let's drink to the hard working people
Let's drink to the salt of the earth
Let's drink to the two thousand million
Let's think of the humble of birth

M. Jagger/K. Richards

viernes, febrero 10, 2006

Le regret d'Heraclite

Yo, que tantos hombre he sido, no he sido nunca
aquel en cuyo abrazo desfallecía Matilde Urbach.

Jorge Luis Borges

Money

Quarterly, is it, money reproaches me:
'Why do you let me lie here wastefully?
I am all you never had of goods and sex,
You could get them still by writing a few cheques.'

So I look at others, what they do with theirs:
They certainly don't keep it upstairs.
By now they've a second house and car and wife:
Clearly money has something to do with life

- In fact, they've a lot in common, if you enquire:
You can't put off being young until you retire,
And however you bank your screw, the money you save
Won't in the end buy you more than a shave.

I listen to money singing. It's like looking down
From long French windows at a provincial town,
The slums, the canal, the churches ornate and mad
In the evening sun. It is intensely sad.

Philip Larkin

miércoles, febrero 08, 2006

De Odas

36
Para ser grande, sé entero: nada
tuyo exageres o excluyas.
Sé todo en cada cosa. Pon cuanto eres
en lo mínimo que hagas.
Así la luna entera en cada lago
brilla, porque alta vive.


Ricardo Reis (Fernando Pessoa)

domingo, febrero 05, 2006

Poema en línea recta

Nunca conocí a nadie a quien le hubiesen roto la cara.
Todos mis conocidos fueron campeones en todo.
Y yo, que fui ordinario, inmundo, vil,
un parásito descarado,
un tipo imperdonablemente sucio
al que tantas veces le faltó paciencia para bañarse;
yo que fui ridículo, absurdo,
que me llevé por delante las alfombras de las formalidades,
que fui grotesco, mezquino, sumiso y arrogante,
que recibí insultos sin abrir la boca
y que fui todavía más ridículo cuando la abrí;
yo que resulté cómico a las mucamas de hotel,
yo que sentí los guiños de los changadores,
yo que estafé, que pedí prestado y no devolví nunca,
yo que aparté el cuerpo cuando hubo que enfrentarse a puñetazos.
Yo que sufrí la angustia de las pequeñas cosas ridículas,
me doy cuenta que no hay en este mundo otro como yo.

La gente que conozco y con la que hablo
nunca cayó en ridículo, nunca fue insultada,
nunca fue sino príncipe - todos ellos príncipes - en la vida...

¡Ah, quien pudiera oír una voz humana
confesando no un pecado sino una infamia;
contando no una violencia sino una cobardía!
Pero no, son todos la Maravilla si los escucho.
¿Es que no hay nadie en este ancho mundo capaz de confesar que una vez fue vil?
¡Oh príncipes, mis hermanos!

¡Basta, estoy harto de semidioses!
¿Dónde está la gente de este mundo?
¿Así que en esta tierra sólo yo soy vil y me equivoco?

Admitirán que las mujeres no los amaron,
aceptarán que fueron traicionados - ¡pero ridículos nunca!
Y yo que fui ridículo sin haber sido traicionado,
¿cómo puedo dirigirme a mis superiores sin titubear?
Yo que he sido vil, literalmente vil,
vil en el sentido mezquino e infame de la vileza.

Fernando Pessoa

lunes, enero 09, 2006

Tolerancia

Triste época la nuestra! Es más fácil desintegrar un átomo que un prejuicio. Albert Einstein

La tolerancia significa enterarse cada cual de que tiene frente a sí a alguien que es un hermano suyo, quien, con el mismo derecho que él, opina lo contrario, concibe de contraria manera la felicidad pública. Antonio Maura

Aunque toda sociedad está basada en la intolerancia, todo progreso estriba en la tolerancia. George Bernard Shaw

Sé flexible como un junco, no tieso como un ciprés. Talmud

La peor intolerancia es la de eso que llaman razón. Miguel de Unamuno

It is easy enough to be friendly to one's friends. But to befriend the one who regards himself as your enemy is the quintessence of true religion. The other is mere business. Mohandas K. Gandhi

World peace, like community peace, does not require that each man love his neighbor -- it requires only that they live together with mutual tolerance, submitting their disputes to a just and peaceful settlement. John F. Kennedy

Vivir y dejar vivir. Proverbio escocés

Puissent tous les hommes se souvenir qu'ils sont frères ! Qu'ils aient en horreur la tyrannie exercée sur les âmes, comme ils ont en exécration le brigandage qui ravit par la force le fruit du travail et de l'industrie paisible ! Si les fléaux de la guerre sont inévitables, ne nous haïssons pas, ne nous déchirons pas les uns les autres dans le sein de la paix, et employons l'instant de notre existence à bénir également en mille langages divers, depuis Siam jusqu'à la Californie...

(¡Puedan todos los hombres acordarse de que son hermanos! ¡Que aborrezcan la tiranía ejercida sobre las almas, asi como odian el bandolerismo que arrebata por la fuerza el fruto del trabajo tranquilo! Si las calamidades de la guerra son inevitables, no nos odiemos, no nos destrocemos los unos y los otros en la paz, y empleemos el instante de nuestra existencia a bendecir igualmente en mil lenguas, desde Siam hasta California... ). Voltaire (la referencia que sigue a Dios la saqué por gusto personal; para mi es perfecta así).


Dijo el conquistador árabe Omar: “o bien los libros contienen lo que ya está en el Corán, en cuyo caso no tenemos necesidad de leerlos, o bien contienen lo contrario de lo que dice en el Corán, en cuyo caso no debemos leerlos”.

sábado, enero 07, 2006

Un terrorista: Él observa

La bomba explotará en el bar a las trece veinte.
Ahora apenas son las trece y dieciséis.
Algunos todavía tendrán tiempo de salir.
Otros de entrar.

El terrorista ya se ha situado al otro lado de la calle.
Esa distancia lo protege de cualquier mal
y se ve como en el cine:

Una mujer con una cazadora amarilla: ella entra.
Un hombre con unas gafas oscuras: él sale.
Unos chicos con vaqueros: ellos está hablando.
Trece diecisiete y cuatro segundos.
Ese más abajo tiene suerte y sube a una moto,
y ese más alto entra.

Trece diecisiete y cuarenta segundos.
Una niña: ella va andando con una cinta verde en el pelo.
Sólo que de repente ese autobús la tapa.

Trece dieciocho.
Ya no está la niña.
Habrá sido tan tonta como para entrar, o no,
eso ya se verá cuando vayan sacando.

Trece diecinueve.
Y ahora como que no entra nadie.
En vez de entrar aún hay un gordo calvo que sale.
Pero parece que busca algo en sus bolsillos y
a las trece veinte menos diez segundos
vuelve a buscar sus miserables guantes.

Son las trece veinte.
Qué lento pasa el tiempo.
Parece que ya.
Todavía no.
Sí, ahora.
Una bomba: la bomba explota.


Wislawa Szymborska